VISIÓN 2040

 

Hacia el 2040, vemos un centro de población San José del Cabo-Cabo San Lucas como un desarrollo urbano-turístico integrado y sustentable. Con un crecimiento continuo y compacto de la mancha urbana, donde las diferentes actividades de trabajo, vivienda, comercio, servicios y equipamiento se integran de manera eficiente y articulada; ciudades cuya estructura vial es jerarquizada, diversa y responde a las necesidades de la población, dando prioridad al peatón y al ciclista, donde los tiempos de traslado se han optimizado con un sistema de transporte público masivo que es eficiente, multimodal, integrado, económico, con conectividad regional y considera al sector turístico.

Ciudades donde las necesidades del servicio de agua potable y alcantarillado de la población están cubiertas, los acuíferos se mantienen en niveles de equilibrio, los sistemas de infraestructura son eficientes y utilizan diversas fuentes de energía alterna, donde la recolección y disposición de residuos sólidos es manejada a través de tecnología de punta que incluye un sistema integral de reciclaje.

Un centro urbano donde la educación, salud, recreación y servicios en general son accesibles para toda la población, el espacio público es donde confluyen e interactúan los diversos sectores sociales así como el turismo, donde las playas cuentan con las mejores condiciones para su goce y disfrute, y son los principales equipamientos recreativos que se integran al espacio público de la ciudad, donde los arroyos son utilizados de manera adecuada como equipamientos recreativos con la infraestructura necesaria para la captación e infiltración del agua pluvial; un  destino donde existen áreas de protección en zonas de valor ecológico, donde las áreas naturales protegidas cuentan con planes de manejo que aseguran su conservación y permiten actividades recreativas controladas.

Un destino donde existen servicios turísticos diversificados, donde la economía tiene actividades productivas alternas al turismo, que no riñen con este y se mantiene como uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial. Ciudades donde su población tiene una importante cultura urbana y ambiental, la sociedad tiene altos niveles de civilidad, integración, identidad y es económicamente dinámica presentando altos niveles de ingreso y de empleo, movilidad social, bajos índices de marginación y bajos índices delictivos. 

Un centro urbano donde existe certidumbre en la tenencia de la tierra así como programas gubernamentales y esquemas financieros que permiten acceso a la vivienda para los diferentes estratos sociales, donde los desarrollos habitacionales son heterogéneos, basados en criterios bioclimáticos y autosuficientes en materia de servicios, comercio y equipamiento de acuerdo a la magnitud de los mismos.

Un lugar donde la población confía en la autoridad, lo cual es un factor fundamental que agrupa y facilita sinergias en la sociedad para el desarrollo de los programas y políticas públicas, un centro de población donde el marco normativo es claro, congruente, dinámico, y brinda certeza jurídica.